Buscar

Fotografiar un vestido sin mangas en un maniquí fantasma: ¿cómo?

Es un desafío fotografiar vestidos sin mangas o con tiras en maniquíes fantasmas. Se necesita mucha experiencia y profesionalismo para fotografiar este tipo de vestidos porque se vuelve difícil ajustarlos en el maniquí debido a que no tienen mangas. Se requiere el conjunto adecuado de herramientas y habilidades para diseñar un vestido sin mangas para mejorar la apariencia de su tienda web. Sigamos el procedimiento para que el vestido luzca diseñado profesionalmente cuando se usa en el maniquí. Para traer más clientes, esta estrategia funciona bien.

Herramientas necesarias

Cámaras

Una cámara HD profesional es importante para tomar fotografías de calidad y obtener resultados perfectos. Experimente con configuraciones básicas y avanzadas para obtener los resultados deseados.

Luz de estudio

La iluminación LED es perfecta para que los productos brillen y se vean hermosos cuando se toman fotografías. La exposición, el contraste y las sombras se ven bien con iluminación de estudio.

Maniquí fantasma

Para darle un efecto de hombre hueco al vestido, necesitas un maniquí fantasma con pecho y brazos removibles. Un vestido sin mangas solo se puede fotografiar con un maniquí, ya que se deben tomar fotografías de productos invisibles.

Vestido sin mangas

Arregla el vestido que vas a fotografiar antes de comenzar la sesión de fotos.

Un reflector

Mantén un reflector o una pizarra para que el vestido luzca perfecto ya que devuelve la luz a las zonas deseadas.

Aquí está el procedimiento de fotografiar un vestido sin mangas en un maniquí:

Elige un maniquí apropiado

Para evitar el gasto de comprar un maniquí diferente para cada vestido, debe comprar un maniquí apropiado que le quede bien. Debido a que cada vestido tiene un tamaño y un estilo diferentes, puede hacer que el maniquí se ajuste fácilmente colocando clips o alfileres en el vestido. Los espectadores quieren ver una foto de producto perfecta y esto es posible con un maniquí del tamaño adecuado. Como ya se mencionó, debe comprar un maniquí removible de pecho y brazos para diseñar el vestido de la manera que desee.

ajuste su vestido

Ajustar un vestido al maniquí no es una tarea tan desafiante, pero hay que tener mucho cuidado. Da forma al vestido a su alrededor usando alfileres y clips para que el vestido no luzca demasiado suelto o con demasiado cuerpo. Tenga en cuenta la forma y el estilo del vestido y luego trabaje en consecuencia. Fíjese en los hombros y, si es necesario, ajústelos simétricamente con una cinta doble.

Dale estilo al vestido

Haz que el maniquí use el vestido y péinalo en consecuencia para que el frente luzca perfecto. Debido a que los espectadores verán todos los ángulos posibles, asegúrese de no usar demasiados alfileres o clips para alinear el vestido correctamente. Tire del vestido por detrás para mostrar la parte delantera de manera perfecta. La misma estrategia se aplica a la parte posterior para garantizar que no haya arrugas en la tela.

Resalta detalles con luz

La luz es fundamental para resaltar los detalles importantes con el fin de captar la atención de los clientes. Si hay sombras malas que arruinan la apariencia del vestido, puedes usar reflectores desde diferentes ángulos para ver desde dónde se ve mejor la iluminación. Ilumina el vestido con el reflector, las luces y las pizarras, etc.

Disparar

Dispara el vestido ahora una vez que hayas terminado con todo el estilo y la configuración. Utilice la técnica de ruta de recorte en Photoshop para lograr los resultados deseados.

 

Artículos Relacionados